jueves, 28 de enero de 2016

OTROS TIEMPOS, GRANDES RECUERDOS

DÍA DE LAS AGUEDAS

De haber llevado mi móvil en el bolso, pura ciencia ficción allá por los años 70, empezaría esta reseña con una foto de todos los chicos del pueblo sentados en los bancos alrededor de la pista de baile del Palermo. Allí estaban ellos la noche de Santa Águeda, esperando que nosotras, las chicas, una vez al año fuéramos las que los sacaran a bailar. Si alguno se atrevía a darnos calabazas, tenía sentenciado su futuro como bailarín. ¡Qué malas !

Poco a poco se incorporaron a las cenas de chicas. Era el día adecuado para subir al novio a casa, con la pandilla todo era más fácil.

Han pasado muchos años y yo cada 5 de febrero sigo con mi cena de chicas. Ahora la pandilla la formamos mis nietas, mis hijas, algunas amigas y yo misma. Seguimos la tradición. Es bueno quedar una tarde y reír juntas, aunque hayan de soportar una sobremesa llena de anécdotas y recuerdos de aquellos años.

¡Ah , invitamos a los chicos a postre y café!
Brindis y bailes acaban el día.
Lola Aurín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...